Cómo afrontar una separación con un bebé gracias a los detalles

Para los que no lo sepáis, el padre de la criatura y yo no somos pareja desde hace un año aproximadamente. No suelo contar nada sobre esto en el blog, porque considero que las cosas personales y emocionales no deben publicarse en internet. Para eso están los amigos de carne y hueso, los que ves y tocas, los 1.0, que te conocen y que pueden aconsejarte con cierto conocimiento de causa.

De todas formas, os contaré que para contribuir a que la relación padre-hija fuera buena y no se perdiese, nosotros establecimos que la niña (que entonces era aún bebé) viviera conmigo y estuviera con su padre fines de semana alternos, régimen que hemos ido ampliando progresivamente y que seguiremos ampliando, siempre que todo vaya bien y ella sea feliz.

Cuento todo esto porque para una madre es muy difícil separarse de su hija, al principio se pasa muy mal. Cuesta mucho aceptar que ese bebé también tiene un padre y hay que compartirlo. Y que eso es bueno para él/ella. Que la relación paternal sólo se la puede dar un padre, y que ese padre no eres tú. Y que eso solo lo conseguirán estando sin mamá, padre e hijo/a.

Pero poco a poco una se va acostumbrando, llegando a valorar ese tiempo sola (sola = sin bebé). Esos ratos en los que vuelves a sentirte mujer, amiga, persona. Dejas de ser (un poco, nunca por completo) la madre para convertirte en ti misma. Te reencuentras con quien eras antes de la maternidad, pero con la serenidad que te ha dado el tener un bebé.

Y empiezas a valorar otras cosas, los detalles que te hacen feliz. Feliz a ti por ti misma, no a ti como madre. Te reencuentras con un espacio que habías perdido y que es estupendo. En mi caso he potenciado mi faceta creativa, pero también he mejorado como persona, mi yo emocional es mucho más sereno.

Por ejemplo, a mi me gusta ver llover desde la ventana. Pues no pierdo oportunidad de hacerlo. También me encanta abrigarme mucho en invierno. Pues de la misma manera, llevo mil capas de ropa y me tapo con manta y edredón. Y estas pequeñas cosas me reconfortan por un instante, y la suma de todos estos instantes me hace feliz.

megustaquellueva

Por eso, si alguna se encuentra en esta situación, mi consejo es que valoréis los detalles. Y que sobretodo rebusquéis dentro de vosotras hasta que encontréis a la persona estupenda y maravillosa que sois, porque está ahí, en vuestro interior.

megustaabrigarme

Es el mejor regalo que le podéis dar a vuestros hijos.

Anuncios

  1. Bea

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo pasé por una situación similar hace ya 9 años; y nunca olvidaré lo difícil que fue para mi separarme de mi hija para que pudiera estar con su padre. Con el paso del tiempo, te serenas, y aprendes a disfrutar de esos momentos en los que vuelves a ser tú misma…pero para ello ha de pasar tiempo.

    Desde aquí aprovecho para mandar ánimos a todas aquellas mamis que pasan por este trance, que es difícil, triste y que parece que cuando ese bebé “se va de fin de semana” te quedas como rota y vacía.

    Un beso

  2. Vero

    Tengo un nene de 14 meses y estoy en tramites de separacion. Me cuesta pensar en separarme de mi bebe, pero supongo que como tu dices, tengo que aprender a mirar en mi adentro y dedicar ese tiempo sin él a cosas positivas (yo aprovechare y volvere a mi querido ganchillo)
    Aunque no tengamos nada que ver, me siento muy identificada contigo.
    Me encanta tu blog. un besote!

    • Gracias Vero! Es un camino difícil sin duda, pero vale la pena, tu felicidad es el mejor regalo que puedes hacerle a tu hijo! Por cierto, yo estoy haciendo media… alomejor sí que tenemos más en común ;)! Un abrazo!!

  3. Debe ser muy duro separarte de tu hij@ y más cuando es un bebé, pero realmente la forma en que lo habéis llevado creo que es la mejor para los tres. Y sí, así sabes cuándo tienes tus momentos para ti y aprendes a disfrutarlos muchísimo, de la misma manera que debes disfrutar mucho más intensamente los momentos que estás con ella.
    No cambies, a mi me gustas tal como eres. Besos!

  4. Lorena

    Definitivamente una madre / padre tranquilos, organizados y respetuosos hacia el bienestar de sus hijos es lo mejor, para que así todos puedan salir adelante de una situación tan difícil como la separación (o reestructuración) familiar.
    Que tu hija te vea y te sienta fuerte, llena de amor y confianza será su mejor apoyo siempre.

    Abrazos,
    Lorena.

    • Desde luego, una mamá infeliz es sinónimo de un niño infeliz, ellos lo notan todo y reflejan tu estado de ánimo. Por eso estar biencontigo misma, aceptar la nueva situación y dar pasitos hacia delante es lo mejor que puedes hacer por ellos. Un abrazo y gracias por tu comentario!

  5. Yo soy madre soltera. Y a pesar de la diferencia de que, jamás compartimos tiempo con el padre de mi hija. También tengo el temor de, en el futuro, aparezca y tenga su derecho de llevársela unos días con él. Lo mismo con su familia, a quienes si ve, pero que todavía nunca me lo han pedido.
    Te entiendo.
    Muy lindo el blog.
    Besos!

    Carla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: