Primera prueba navideña no superada

El domingo celebramos el tió. Para los que no lo sepáis, el tió es una tradición catalana en la que un tronco con cara, ojos, patas, barretina, y tapado con una manta, da regalos a los niños cuando éstos le cantan una canción y le dan golpes con un bastón. Los niños, que los días previos han estado alimentando al tió, van a la cocina a calentar los bastones mientras éste ‘prepara’ sus regalos.

tió_1

Pues bien, la tarde fue bien… Hasta que empezó el show… No le hizo ninguna gracia eso de ir a la cocina con todos los niños, no le dio ni un golpe al tronco, y cuando le dieron el regalo ni fu ni fa… Es más, ya no quiso repetir el ritual más. Se pegó a mis piernas cual lapa y sólo se separó de mi para correr por el pasillo y señalarme una y otra vez el carro y la puerta. Así que viendo la insistencia, nos fuimos a casa, un poco decepcionada la madre y enfadada la hija.

tió_2

Qué le vamos a hacer, esperemos que sea una cuestión de edad y que el año que viene todo vaya mejor. Pero me queda el sabor agridulce de estar días esperando el momento, de imaginármela disfrutar, y luego… todo se desvanece. Enfin, espero q sea eso, y que el año que viene todo sea ilusión.

Anuncios

  1. No te preocupes….es pequeña aún… ya veras como cambiara la cosa.

    un abrazo!!!

  2. Te entiendo perfectamente por la ilusión que tiene una y que luego no se cumplan las expectativas, pero bueno… ya verás como la próxima vez disfrutaréis las dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: