Paredes creativas

Qué mejor manera de empezar la semana que con ideas fáciles y sencillas de llevar a cabo pero que pueden resultar muy creativas y nada aburridas.

Como algunos sabréis, desde que nos hemos independizado, estoy construyendo un hogar. Poco a poco, en los ratos que el trabajo, el blog, mis clientes, mi hija y mis (escasos) compromisos sociales me dejan.

Pues bien, una de las cosas que más me preocupa es ver las paredes desnudas. Creo que ver las paredes blancas quita personalidad a un piso, y que (sin abusar) el hecho de colgar cuadros, fotografías u otros objetos va dando esa calidez que poco a poco convierte a una casa en un hogar. Y si, además, lo que colgamos está hecho por nosotros mismos o tiene un valor especial, ese hogar se convertirá en nuestro hogar, en una parcelita de nuestra personalidad, una huella de lo que somos, de lo que hemos sido y, por tanto, de lo que seremos.

La idea es muy simple: 2 clavos, una cuerda, pinzas y mucha imaginación. Empezamos haciendo dos agujeros a la misma altura. La separación la marcará la pared, o el espacio que queramos utilizar. Es importante no hacerlos muy separados para que el peso de lo que colguemos no haga que la cuerda tire demasiado.

Colocamos dos clavos, uno en cada extremo. Y anudamos la cuerda en cada uno de ellos. El nudo tiene que ser un nudo marinero (un nudo por delante y otro por detrás) para que no ceda con el peso (y tengamos algún que otro susto a media noche…). Y a partir de aquí sacamos la creatividad del cajón y empezamos a colgar lo que nos guste, nos inspire, o simplemente nos haga felices…

Yo he colgado 3 fotos de mi hija, una letra L que hice cosiendo dos retales y rellenando con algodón, un par de flyers que me gustan, una ilustración de una revista, la silueta de un ancla (que es una idea para mi próximo DIY) y un trozo de washi tape a modo de banderín.

Lo bueno es que voy a utilizar este “pinboard” como decoración temporal: es decir, iré cambiando los elementos a medida que se me ocurran cosas nuevas, que Lucía crezca, o que encuentre nuevos estímulos. Será una especie de fuente de inspiración. Así, mis paredes dejarán de ser aburridas, y nunca me cansaré de la decoración.

Anuncios

  1. Me encanta!! Y vuestro hogar será genial porque será vuestro! Un besazo y buen comienzo de semana

  2. Esto mismo se me ocurrió para la decoración del cumpleaños de Corderito..!!! 😀 lo que pasa es que no lo haciamos en casa sino que alquilábamos un local, y claro…descartada la idea de agujerear paredes. Al final pegamos un montón de fotos del primer año de vida del peque con whitetack (esa pasta que no deja agujeros, que es como un chicle). Pero lo de la cuerda con pinzas y las fotos como decoración “temporal-permanente” en casa está genial…eso sí, hay que tener buen gusto para combinar fotos, retales, letras, etc..a tí te ha quedado estupendo!

  3. Asilef17

    Tengo el mismo en casa en la rampa de la escalera! lol Al principio lo puse para colgar los sobrecitos del calendario de adviento para mi hija (cada dia un sobre y dentro un regalito) esta Navidad y al final se ha quedado con nosotros en la entrada de casa. Como el tuyo, también cambia con el tiempo: tarjetas de nacimiento, fotos, pegatinas, dibujos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: